¿Tartas para boda u obras de arte?

En una boda, el momento de la tarta es el más bonito y especial. Desde siempre las tartas han estado presentes en las bodas, el momento en el que se corta la tarta- con esa gigante espada- es una tradición que los novios comparten con todos los invitados. Les gusta a mayores, a los niños, ¡a todo el mundo! Y por eso, es vital elegir la tarta perfecta para la boda
Ahora las tartas hechas de fondant se llevan muchísimo, con colores vivos, contrastes de sabores y formas super novedosas. Las tartas de boda se convierten así en verdaderas obras de arte.
Cada vez, más y más, las tartas de boda forman parte de un todo y se convierten en las protagonistas del evento. Describen las características de la personalidad de  los novios, su historia y son muy guays. Y es que, ¿a quién amarga un dulce?
Lo primero que hay que ponerse a pensar: una tarta simple o una tarta currada. A nosotros,todas nos encantan, porque todas tienen su punto característico. Pero esto también depende de cómo seáis o cómo sintáis que debería ser vuestra tarta de boda perfecta.
El color, el sabor, la forma, el tamaño, la decoración, el tema, la presentación… Son cosas a tener en cuenta para elegir la tarta perfecta.
Las hay con uno o varios pisos, pocos o muchos ornamentos, uno o varios colores, una o muchas formas… Puede ser una tarta con flores, con dibujos, con una temática o historia, etc.
Además, algunas tienen muchísima personalidad, porque cuentan con unos  muñecos que protagonizan la tarta. Los hay más humanos, los hay más icónicos, los hay hasta con sentido del humor.
Para que veáis que hay mil posibilidades y ninguna frontera, os mostramos algunas tartas de boda impresionantes y una serie de muñecos de boda muy¡ divertidos ¡Algunos son para partirse!

Tartas:

 



 

Muñecos:

 

 


Write a Reply or Comment

Your email address will not be published.

TOP